Polémica del formol

El formol es una solución de formaldehído en agua que se emplea como antiséptico, desinfectante y conservante.

 

El formol y sus usos

En realidad, en toda la Unión Europea el formaldehído no está catalogado como cancerígeno, sino como sospechoso de serlo. Pero lo que de verdad nos tiene que importar a la hora de tener contacto con cualquier sustancia es la cantidad a la que podemos estar expuestos y la repetición en el tiempo de esa exposición. Es lo que los expertos denominan “dosis”.

Aunque parezca mentira, la verdad es que cualquier sustancia por inofensiva que parezca puede ser fatal, dependiendo de la dosis. No es un chiste, cada año mueren personas en todo el mundo por intoxicación… de agua. Una ingesta desproporcionada de agua reduce drásticamente el nivel de sodio del cuerpo, lo que puede provocar edema cerebral llegando al coma y en algunos casos a la muerte. Algunos alimentos, como las almendras tienen cianuro y las semillas de la manzana también, pero tendríamos que comer muchas de unas u otras para envenenarnos. Actualmente se sospecha que el pan tostado (la parte negra totalmente quemada) y los alimentos ahumados pueden causar cáncer, pero como hemos dicho no deberíamos renunciar a tomar una tostada con salmón si nos apetece, a menos que decidiéramos alimentarnos sólo de ahumados día tras día y así durante años.

Pues bien, como hemos dicho todo depende de la dosis, y la Unión Europea establece qué dosis máximas de formaldehído pueden contener los productos cosméticos (compuestos de queratina, esmaltes de uñas, champús anticaspa, etc.) para que su uso sea seguro. Actualmente es el 0,2 %, o sea 2 partes de formaldehído por cada 1000 partes de producto.

El ALISADO BRASILEÑO DE QUERATINA ORIGINAL contiene como máximo esas cantidades de formaldehído o de otros conservantes de la familia de los aldehídos, que sabemos no son perjudiciales para la salud en esas proporciones.
Lo que sí debería preocuparnos es el auge de otros tipos de ALISADOS DE QUERATINA, que emplean como conservantes derivados del AMONIACO, sobre todo el TIOGLICOLATO DE AMONIO.

Un alisado que usa AMONIACO NO es un alisado de queratina verdadero. Al contrario que el alisado original con conservantes, el de amoniaco a parte de provocar un alisado permanente, por cambiar la estructura molecular del cabello, estropeará y resecará tu pelo, lo que empezarás a notar a medio plazo.

¿Pero dónde está el truco? Pues en la aplicación. El alisado de queratina con amoniaco puede ser aplicado casi por cualquiera, sin emplear tanto tiempo, dedicación, experiencia  y profesionalidad como el alisado brasileño de queratina original.

En el alisado original, tan importante es el producto empleado como el diagnóstico que del tipo y estado del cabello hace el profesional y, sobre todo del trabajo esmerado de cepillado y planchado que sólo un experto con cientos o miles de horas “de vuelo” puede conseguir.