MECHAS BALAYAGE sin daños ni roturas

Transforma el color de tu melena sin dañarla (Ahora decolorar tu cabello sin riesgos es posible)

Cambiar el color de nuestra melena y jugar con diferentes looks es algo maravilloso pero también tienes sus contras. Abusar de los tintes, y especialmente de las decoloraciones, influye en la salud de nuestro cabello porque este proceso químico rompe la cutícula del pelo para penetrar y ejercer su efecto dejándolo frágil, seco y quebradizo. Pero ¿y si pudiésemos transformar el color de nuestra melena sin provocar ningún tipo de daño? En Brasil, uno de los países más avanzados en cosmética capilar a nivel mundial, esto es posible desde hace tiempo gracias a sus enormes avances en reparación del cabello. Ahora, Aquarela Peluqueros lo ha implementado en su salón.

Esta novedosa técnica se llama REVIVAL y permite realizar la coloración o la decoloración sin dañar la hebra. ¿Cómo? Mimando la fibra capilar durante un elaborado proceso químico devolviendo la masa capilar a la hebra a la vez que se realiza la química. Nada de roturas, nada de sensación chiclosa en el pelo, nada de sentir que el pelo ha disminuido de densidad.

Esta técnica es toda una revolución porque consigue neutralizar el desgaste que sufre la hebra en dos pasos:

DECOLORACIÓN + REPARACIÓN: El trabajo de decoloración se realiza con una mezcla especial de agua oxigenada junto con un anti rotura. Esta unión permite trabajar de una manera muy controlada para que el cabello no se aclare con rapidez y se rompa. Esto se conoce como alteración del pH y cuanto más lento sea el proceso, menor es el desgaste. Llegado al nivel de decoloración deseado, el cabello se aclara y se aplica un reparador y un suero EQUILIBRANTE que ayuda a bajar el pH del pelo a un nivel óptimo para proteger la hebra de la porosidad o el hinchamiento de la cutícula a la vez que reponemos parte de la estructura perdida junto con los pigmentos.

MATIZ + RECONSTRUCCIÓN: A continuación se aplica el matiz para lograr el tono final y, por último, se aplican productos con colágeno y keratina hidrolizada que reponen las proteínas y la masa capilar que el cabello va perdiendo a medida que el profesional avanza con el trabajo de coloración.

Con esta técnica se pueden subir hasta nueve tonos de forma gradual sin dañar el pelo y el resultado es un cabello saludable, brillante, que retiene el pigmento durante más tiempo y deja un tacto mucho más manejable.